Frigoríficos No Frost y Total Frost: un sistema recomendado

Frigoríficos No Frost y Total Frost: un sistema recomendado

Llega el verano y a todos nos gusta tener la bebida fresca, además de conservar los alimentos. Si estás pensando en cambiar tu frigorífico, puede que estés dándole vueltas a cuestiones técnicas como No Frost o Total Frost. Os dejamos una descripción de estos sistemas y despejar dudas a la hora de elegir el más adecuado en cada caso:

 

Frigorífico estático ventilado

Este tipo de refrigeración es el sistema de conservación más común y se caracteriza por poseer uno o más motores para mantener la temperatura óptima indicada. Tiene un circuito específico para el frigorífico y otra para el congelador. Este tipo de frigoríficos incorpora un ventilador para la difusión del frío de una forma más uniforme y ayudar a un mejor mantenimiento de los alimentos. Tanto como si incorpora el ventilador como si no, este tipo de sistema requiere una descongelación periódica de una o dos veces al año. Un engorro si tenemos en cuenta otros sistemas…

 

Frigorífico No Frost y Total Frost

Este tipo de frigoríficos no requiere descongelación del congelador y su sistema evita la formación de malos olores, gracias al evaporador que incorpora y al sistema de ventilación. Se trata de un “frío seco” que previene también la formación de escarcha. Una recomendación clave para este tipo de sistemas es recubrir los alimentos o introducirlos envasados en algún tipo de recipiente hermético. Un sistema que, sin duda, desde Electrodomésticos La Nave aconsejamos a nuestros clientes.

 

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de consultar por un frigorífico u otro?

La presencia de escarcha e los frigoríficos se debe a la congelación de la evaporación del agua de los alimentos que introducimos dentro y de la humead del aire que entra cada vez que abrimos el congelador. Dependiendo del sistema, aparecerá más o menos hielo, pero una ayuda puede ser no abrir el congelador si no es necesario e introducir los alimentos envasados al vacío para evitar el hielo. Si el grosor del hielo supera los 2 milímetros, es aconsejable descongelar el interior y proceder a su limpieza.

 

Otra de las cuestiones a tener en cuenta, es la clase energética, ya que el frigorífico es el electrodoméstico que más presencia tiene en nuestra factura de la luz (cerca de un 20% del total), ya que es un electrodoméstico que está en continuo funcionamiento. Los electrodomésticos de clase energética A+, A++ y A+++ garantizan un ahorro energético importante. Consulta siempre esta cuestión, es importante.